Artículos

  • Jesuscamposfotografia
  • Jesuscamposfotografia
  • Jesuscamposfotografia

Que hace a una fotografía “Buena o Mala”

En términos generales no existen fotos buenas o malas, solo se trata de si me gustan o no. Lo de bueno o malo es muy relativo, lo que me puede parecer “bonito” a mi quizás a usted no. El hecho es que hay fotografías que causan un mayor impacto que otras a una audiencia.

Las fotografías deben ser descritas críticamente, debemos a prender a ver fotos para poder criticarlas, esto se debe hacer sobre algunos criterios que permitan que esto se haga de una manera lo mas objetiva posible, debemos recordar que cuando critiquemos una fotografía esto se debe hacer con una buena intención en mente y con una profunda positividad y pro activismo.

Existen muchos elementos que pueden hacer de esta fotografía algo muy atractivo e impactante:

Lo emocional y el sujeto: Lo primero que identificamos en una imagen fotográfica son los sujetos y las emociones que son capaz o no de transmitir. Si esta foto no nos hace sentir nada, lo mas probable es que no nos detengamos a verla. Cuando una imagen hace “Click” en nuestras emociones la mitad de el camino esta andado.

La historia y la narración: Además de conectarnos con las emociones, lo hacemos con la historia que nos trae esa foto. La capacidad narrativa de esa imagen complementa y encausa los sentimiento. La imagen debe generar Proxemia, esa sensación de proximidad afectiva, esa que nos hace vivir ese momento o asociarlo con los vividos.

El color: Tenemos tendencia a dejarnos llevar por el color. Es por eso que las imágenes con gran colorido nos llaman mucho mas la atención. El color en si es un mensaje, es un actor un elemento de alto peso. Pero esto no es totalmente cierto, las imágenes el blanco y negro sueles llevar implícitas un mayor dramatismo, y a los ojos del espectador mas inquisitivo, curioso y con un poco mas de conocimiento y cultura visual se hacen mas evocativas y de mayor valor.

La iluminación: La luz natural siempre es mas agradable ya que nuestro cerebro la reconoce con facilidad y consigue aquí un espacio para el recuerdo. La iluminación artificial requiere de un manejo mas técnico y ciertamente con mayor grado de dificultad. La presencia de sombras le da profundidad y tridimensionalidad a las imágenes y la buena colocación de las luces aporta valor a esa imagen. Solemos ver fotografías totalmente “planas” típicas imágenes de los autorretratos de las redes sociales.

Los elementos de composición: La composición, así como un director de orquesta coloca cada elemento en su sitio, haciendo ver la imagen ordenada, con sentido, dada esta “picado” por donde no debería, la gente conserva sus manos, dedos y hasta cabeza. Para esto existen reglas que han viajado miles de años desde los maestros griegos hasta nuestros días.

El encuadre: Horizontal o vertical no importa, solo nos molesta cunado no incluimos elementos importantes para la historia. En el encuadre decidimos que sale y que no, en la composición decidimos además donde.

Lo técnico: Existen mucho mas elementos que entran dentro de criterios técnicos: Profundidad de campo, tipo de lente, resolución, ruido o grano, perspectivas y planos entre muchas otras cosas.

Criticar una fotografía requiere de mucha observación, análisis y preparación. Aprender a hacer esto le da una nueva dimensión a la manera como vemos las cosas. Nos hace sentir cierto control sobre como nos sentimos al ver una imagen, nos permite identificar que es lo que nos hace sentir , que es y como lo lograron.

Aprender a criticar una imagen nos hace cada vez mejores fotógrafos y nos coloca mas cerca de las fotos que siempre hemos querido hacer.

Criticar y ser criticados nunca es malo, lo que si lo es, es la mala intención. La critica siempre es positiva por que aunque sea lanzada con mala intención, lo que hacemos con ella es lo importante.